El euribor es el índice de tasas para los préstamos interbancarios que sirve como standard oficial en la zona euro. Se calcula tomando en cuenta los datos de los 64 bancos más importantes de la eurozona. Tiene una especial importancia para el cálculo de las hipotecas.

Cálculo del Euribor

En términos generales, el Euribor se actualiza a diario, a través de un procedimiento que calcula los promedios de los préstamos interbancarios, excluyendo el 15% más alto y el 15% más bajo, de modo que, estas variables extremas no produzcan sesgos sobre la media aritmética. Sin embargo se utilizan también cálculos semanales, mensuales y anuales, bajo el mismo procedimiento.

Usos del Euribor

El uso más generalizado, en términos cotidianos, consiste en la utilización del Euribor para la fijación de tasas de interés al momento de pedir un préstamo hipotecario. De este modo, cuando se solicita un préstamo, usualmente la tasa se calcula en base al Euribor, más un porcentaje que puede ser fijo o variable según las condiciones de préstamo de cada institución financiera. Para el caso de las hipotecas, se utiliza un cálculo anual del Euribor, que es fijo en base a una proyección convencional.
Para comparar costes de hipotecas entre un banco y otro, conviene examinar la tasa aplicada sobre el Euribor, y la cuota final mensual que tal tasa devengará.

Comportamiento del Euribor.

Desde la creación de la eurozona, el Euribor ha experimentado fuertes procesos de alza y baja, que en general han guardado cierta proporción con el comportamiento del euro, aunque se trate de una relación no necesaria. Lo que evidentemente ha impactado más sobre el las alzas o bajas del índice, refiere al mercado inmobiliario y a la alta inestabilidad que han tenido el mercado crediticio y particularmente hipotecario.

Foto: imageteam – Fotolia

Author

admin

Related Posts